Pequineses

Boston TerrierEl pequinés es un perro rectangular, más largo que alto, de pecho profundo y patas cortas. Cabeza: La cabeza es masiva para el tamaño del perro. En la parte superior del cráneo es ancha y relativamente plana. En la cara la piel tiene pliegues. Ojos: Grandes, oscuros, con brillo. Posicionados en la cara bien separados. Prominentes y saltones, pero muy vivaces. Stop: El stop, parte frontal de la cabeza debajo de la frente, es bien pronunciado. Hocico y boca: El hocico y la boca son anchos y cortos, chato. Visto de perfil, el frente de la cara es casi vertical. Los dientes usualmente tienden a exhibirse. Nariz: Negra, ancha y corta. Los orificios nasales grandes y abiertos. La parte superior de la nariz debe de estar a la altura del centro de los ojos. Orejas: De mucho pelo largo. Colocadas altas en la cabeza en la parte delantera del cráneo. El largo de las orejas no ha de exceder las mandíbulas, el pelo es mucho más largo. Las mantiene caídas próximas a la cara. Cuello: Corto y ancho, masivo. Cuerpo: Masivo para el tamaño. El pecho es ancho, disminuyendo el ancho del cuerpo hacia la parte de atrás. La espalda la mantiene horizontal. Pelo: El pelaje es de dos mantos. El pelo externo es largo, abundante, liso. En el cuello y parte delantera del cuerpo tiene una melena. El manto interior es fino y denso; lanudo. El pelo es más largo, creando lo que le llaman plumas, en las orejas, cola, detrás de las patas y los pies. Color del pelo: Todos los colores, incluyendo dos colores. Extremidades delanteras: Las patas delanteras son cortas y de huesos anchos. Las patas son arqueadas hacia afuera. Los pies delanteros son grandes, planos y ligeramente hacia afuera. Extremidades traseras: Las patas traseras son de constitución más ligera que las patas delanteras. Los pies traseros son planos y apuntan hacia adelante. Cola: De mucho pelo. Colocada alta. La mantiene sobre la espalda; puede posicionarla sobre la espalda doblándola hacia cualquiera de los dos lados. Peso: El peso es de 2 a 8 Kg (aproximado de 4½ a 17½ libras). Camada: Usualmente la camada es de tres a cuatro perritos. Se registran camadas de hasta 9 cachorritos. Longevidad: Usualmente de 13 a 14 años, algunos superan esta edad.

Esta raza existe desde hace más de 2000 años, y desde entonces apenas ha evolucionado. Se originaron en China durante la Antigüedad, probablemente descendientes de lobos asiáticos. Análisis de ADN confirman que esta raza es una de las razas de perro más antiguas. Los chinos los criaban para que fuesen la mascota de los emperadores, sus concubinas, y los eunucos. Durante siglos, sólo pudieron pertenecer a los miembros del Palacio Imperial Chino. Estaba prohibido que nadie más tuviera este tipo de perro. Durante la Segunda Guerra del Opio (1860) la Ciudad Prohibida de Pekín fue invadida por tropas extranjeras. El Emperador Xianfeng y toda su corte huyeron. Sin embargo, una de sus tías permaneció en el palacio y a la llegada de los invasores, se suicidó. La encontraron rodeada de sus 5 perros pekineses. Las tropas inglesas se los llevaron de regreso a Inglaterra. Dos de ellos pasaron a ser de la Duquesa de Wellington. Otros dos, se los quedaron el Duque y la Duquesa de Richmond Gordon. Y el quinto se lo regalaron a la Reina Victoria de Inglaterra, que lo llamó Looty. Hoy en día el perro pekinés es una de las razas más comunes en China. Su tamaño pequeño lo hace apropiado para que muchas familias lo adopten como mascota.